domingo, 30 de agosto de 2015

San Gil Photography

No puedo negar que este proveedor me resulta indiferente. Bibiana, la chica detrás de "San Gil Photography" y yo fuimos compañeras de curso en el colegio ¡ni siquiera de clase! Pero, desde que nuestros caminos se separaron la sigo muy fielmente por las redes sociales.

Gracias a eso, supe de la apertura de su tienda de confección de bisutería de alta gama y cuando dio el salto al mundo de la fotografía.

Hoy quiero compartir con vosotros esa faceta suya, así que... ¡os dejo con su compañía!

Me considero una persona optimista, apasionada de la vida y un tanto extrovertida. Huyo de lo recargado y apuesto por la sencillez. Menos es más siempre.
Bastante exigente conmigo misma y con mis resultados finales. Amo los pequeños detalles de la vida, soy detallista, justa e intento siempre ser la mejor versión de mi misma.

  • ¿Qué te hizo lanzarte? ¿Por qué el nombre de la marca? ¿Cuándo empezaste a trabajar?
Desde pequeñita he vivido muy de cerca del mundillo de la fotografía, ya que mi padre es fotógrafo desde los 16 años. Curiosamente, no me gustaba nada, siempre decía que no me gustaba el trabajo de mi padre porque no paraba de hacerme fotos jejejeje. Cosas de niños... Supongo que al final decidí que no quería estar más delante de la cámara y empecé a interesarme por la fotografía, por formar parte de ella pero desde el otro lado...

El nombre de "San Gil Photography", es básicamente el apellido de mi padre y mío. Ahora formamos un equipo y pensamos que sería el mejor nombre para presentarnos.
Apenas hace unos años que empecé a dedicarme a ello, antes estuve durante 10 años alternos estudiando y formándome en el mundo de la imagen mediante cursos y workshops...
  • ¿Cómo es tu día a día? ¿Cuántas horas le dedicas?
Mi día a día es un poco complicado. Además de dedicarme a la fotografía profesionalmente, tengo una empresa de confección de bisutería de alta gama y abalorios. Otra de mis pasiones que inicié hace 8 años junto con mi hermano mientras estudiaba imagen. Tenemos una pequeña tienda cerca del Mercado Central llamada Idealia.

Soy un tanto inquieta, quizás algo hiperactiva según los que me rodean. Ellos bien pueden decir que no soy capaz de hacer sólo una cosa a la vez. Siempre tengo que estar liada con mil historias para sentirme de algún modo realizada. Me cuesta hasta ver una película tranquilamente en el sofá, siempre acabo teniendo que coger algo para hacer mientras... jajajaja quizás ese es uno de mis defectos.

Así que a la fotografía le dedico algunos días libres (por lo que no acaban siendo días libres, jejeje) los fines de semana y todas las noches después de salir de trabajar. Siempre se me hacen las tantas, a veces me planteo si realmente merece la pena el acostarme. Pero... me apasiona la fotografía, que se me hace raro llegar a casa y no ponerme a retocar o a maquetar. Y como bien dice el dicho... "Sarna con gusto no pica". ¡No veo mi mundo sin la fotografía!

Para poder llevarlo todo me ha tocado hipotecar en parte mi vida social, han sido muchos los amigos que he perdido por el camino, pero los grandes amigos que este mundo de la fotografía me ha hecho conocer... ¡lo compensan todo! He conocido grandes personas. De hecho mis mejores amigos en estos momentos lo he conocido a través de mi pasión.

  • ¿Cómo lo compaginas con tu vida familiar?
De momento es duro pero compaginable. No tengo hijos, cuando lleguen... supongo que simplemente tendré que organizarme mejor.
Mi familia me ayuda mucho. De hecho siempre, tras una sesión o un evento... les enseño el resultado final primero a ellos para que me den su opinión. No es que sea indecisa (aunque a veces si, lo confesaré), pero me gusta que estén al tanto de todos mis trabajos. Ya se ha convertido en una costumbre...
  • ¿Has recibido algún tipo de formación?
En 2005 tras acabar mis estudios de administrativa, estudié "Técnico en laboratorio de imagen", sabía que no me iba a valer de mucho para el mundo actual del digital en ese momento ya que era todo completamente analógico. Fue como estudiar algo que luego sabía que no me iba a valer, pero que me encantaba poder aprender como se hacía antaño. Tenía mucha curiosidad e iba con ventaja ya que, al llegar a casa, mi padre me explicaba la lección por partida doble.
Tampoco tuve que comprarme ninguna cámara. Tuve el privilegio de poder escoger entre la colección que hasta el momento tenía mi padre.

Conocí a fondo el mundo analógico; positivando revelando, haciendo los líquidos, velando fotos, estropeando carretes... He de confesar que realmente me parecía fascinante. Jamás me arrepentí de haberlo estudiado, me siento afortunada de haber podido conocer lo que muchos otros fotógrados no conocerán. Siempre digo que el verdadero fotógrado era el de antes, la dificultad es incomparable. Antaño, no había cabida para el error. Ahora con un "cmd z" tienes solucionado todo.
Años más tarde estudié "Técnico superior de imagen" que fue con lo que acabé mis estudios. Fue entonces cuando decidí hacer de mi pasión mi trabajo.
  • ¿A qué tipo de personas te diriges?
A todas en general. A todas aquellas personas que quieran plasmar su naturalidad ante mi objetivo.
Me encantan las sesiones con niños y bebés, pero la fotografía social conocida como la BBC (Bodas, Bautizos y Comuniones) me tira mucho.

  • ¿Hiciste algún estudio de mercado o te lanzaste a la aventura?
Realmente no, si llego a hacer un estudio de mercado... creo que no me tiro a la piscina, jejejeje (broma). Más bien me lancé a la aventura, sabía lo que me gustaba y lo que quería, lo tenía muy claro. Quería ser fotógrada costase lo que costase.

  • ¿Asistes a algún tipo de feria o exposición para dar más difusión a tu marca o solo a través de las redes sociales?
En un futuro, mi intención es poder ir a "Fiesta y Boda" y promocionarme allí. Pero de momento me doy a concoer a través de las redes sociales, mi web, la plataforma de bodas.net y el boca a boca de clientes satisfechos.
  • ¿Qué consejos darías a aquellas emprendedoras/es?
Que luchen por lo que realmente aman y ante todo... por lo que les haga feliz. Que el empezar ahora no es nada fácil, pero... quién dijo que fuese a ser fácil. No hay que rendirse jamás.
Yo voy siempre loca con el trabajo, pero mi siento muy afortunada de tener dos trabajos que me apasionan. Y cuando tu trabajo es tu pasión... se nota y se refleja en los resultados finales. 
  • ¿Encontraste apoyo en tu proyecto? ¿Alguien ha intentado boicotearte?
Apoyo total por mi familia y mis amigos, los de verdad. He tenido la suerte de que nadie me intentase boicotear o, por lo menos, que yo me enterase.
  • Algo bueno y algo malo de tu trabajo.
Algo bueno...

Poder plasmar momentos únicos que quedarán en el recuerdo de por vida.
Que una novia, por ejemplo, deje en tus manos un día tan especial como el que es su boda... Ese es un momento de confianza muy especial y que valoro muchísimo. Me dejan iunfiltrarme como una más de su familia en un día tan importante, es un sentimiento único y difícil de explicar,
Y luego entregar los trabajos y ver la cara de satisfacción del cliente. Creo que es la mayor recompensa para un fotógrafo.

Algo malo...
Lo poco valorado que está. Se le dedican muchas más horas que las visibles. La mayoría piensa que es llegar, sacar la cámara, disparar e irte a casa después de 12 horas con el trabajo finalizado y desconocen que para entregar un trabajo final y con una calidad digna, quedan muchas horas de post-producción. 
Estoy cansada de escuchar eso de... "anda que ganáis en un rato haciendo fotos, ¿eh?"
El dejar a tu familia para trabajar los fines de semana, también lo meteria como algo no tan bueno.

Pero soy feliz con ello, me encantaría tener todos los fines de semana cubiertos... jejejeje, sería una gran señal.
También incluiría dentro de lo malo, las nuevas tecnologías y el intrusimo laboral. Hacen más daño de lo que parece.
  • Cuéntanos alguna anécdota divertida

Como anécdotas y en el poco tiempo que llevo tengo muchas, quizá demasiadas jejejeje. Pero tengo dos que en su día me hicieron reír.

Una fue un chico que quería una sesión desnudo, yo no tenía ningún problema en hacérsela. Me estuvo mareando meses hasta que decidió, un día antes de la sesión y conociendo que mi novio iba a estar en el estudio... no volví a saber de él, se enfadó. Siempre, y por las conversaciones tan subrealistas, pensé que había sido alguna broma de un amigo. Nunca creí que fuese un cliente de verdad, pensé que me tomaba el pelo todo el tiempo. Me pasé una temporada buscando qué amigo había sido. 
A día de hoy todavía lo pienso.

La segunda fue bastante curiosa... Recibí un mensaje a las 4 de la mañana de una chica que le encantaban mis fotografías y que quería que cubriese su boda.
Confesaré que tras cada solicitud de presupuesto me emociono bastante, aunque muchas solo quedan en eso. Y no puedo esperar a contestar siendo incluso las 4 de la mañana (ya os había adelantado que soy un poco hiperactiva e impaciente, jejeje) El simple hecho de que les hayas llamado la atención, para mí es muy gratificante.
Estuvimos hablando durante horas... me dijo que era de Santander y le comuniqué que no tenía problemas de desplazarme desde Valencia. Para mi sorpresa y la suya... era de Santander (Colombia) y se pensaba que "San Gil" era el municipio donde trabajaba yo y no mi apellido. Jajajaja recuerdo que me hizo reir y fue cuando caí en la hora a la que había contactado, allí eran las 9 de la noche.
  • ¿Qué es lo que te inspira?
Me inspira la gente que está dispuesta a dejarse llevar, la naturalidad y la sencillez.
Y retocar mientras escucho mis canciones preferidas.
  • Tu mayor fan.
Mi madre. No pasa el día que no me llame preguntando si me ha salido algo más o qué tal llevo mis trabajos. Siempre busca ver mis resultados finales de todo. ¡¡No se pierde ni una foto!! Está ahí en mis momentos bajos y me anima a seguir.
  • Tu foto preferida hasta el momento.
Puede sonar repetitiva, ya que lo he comentado en alguna ocación. Pero, sin duda, una foto que le hice a mi abuelo vestido de rapero. Ese día estaba malo y posó sin rechistar, es un crack. Sin duda, es mi eterna preferida. Hay mucho sentimiento detrás de esa foto, estoy muy unida a él.
  • Tu mejor foto.
Todavía no la he realizado.
  • Un deseo.
Poder vivir plenamente de la fotografía.
  • Y, por último, una frase para definirte y definir tu futuro.
Fotografía siempre con el corazón y se verá reflejado en el resultado final.

Muchas gracias Bibiana por haber sido tan paciente y responder a nuestras preguntas.
Y vosotros, si queréis contratar sus servicios no dudéis en poneros en contacto con ella, os atenderá con una sonrisa.(su teléfono es el 650 26 30 96 y su e-mail bibianasangilphotography@gmail.com). Y además su presencia:

- En su Facebook
- En su Web
- En Bodas.Net
- En su Flickr
- En su Instagram
- En su Google+
- En su Pinterest 

Por cierto, si teníais curiosidad por la foto de su abuelo, aquí os la dejamos:

Un beso a todos
Marta
El Equipo Happy

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario!

Blogging tips
Blogging tips