martes, 17 de noviembre de 2015

El Día de Navidad

Parece mentira que estemos ya a 16 de Noviembre... ¿Cómo ha podido pasar tan rápido el tiempo? Hace nada estaba preparando el cumpleaños del Chispas y... ¡ZAS! ya estamos a las puertas de Navidad. Yo alucino con el tiempo.

Últimamente me está costando llegar a todo. Me siento como un pulpo, con los tentáculos tirando a todas partes pero sin alcanzar nada, a este ritmo... solo serviré para hacer arroz negro :D

Esta semana me he ido a Londres (algo habréis visto por Facebook e Instagram). Llevaba tres meses organizando la primera despedida de Amelia y por ese motivo no me he dado cuenta de cómo volaba el tiempo. (Respecto a la despedida... ¡Ya os la contaré más adelante! Jijijiji)

En fin, centrándonos ya en el tema navideño, voy a dejaros con Bárbara y cómo poder celebrar el día de Navidad.


"No importa mucho si decides abrir los regalos el Día de Navidad, el Día de Reyes o incluso ambos, lo importante es el evento que se crea alrededor del hecho de abrir los regalos. ¿Nunca os habíais fijado? Pues en este post vamos a centrarnos ¡en la decoración de la sala!
Fuente
Básicamente existen dos elementos imprescindibles a los que prestarles atención, siempre y cuando ambos elementos estén bien preparados, ¡nada puede salir mal! Los dos elementos son: el árbol y los regalos. Eso no quiere decir que no haya otras cosas a tener en cuenta, como la decoración del sofá, las luces o hasta la chimenea (para aquellos afortunados que tengan una)

REGALOS
El packaging de los regalos puede ser muy divetido y creativo. En Navidad, colores como el verde oliva, rojo y blanco, son muy habituales, pero salir de lo tradicional tampoco es un pecado.
A continuación, vamos a enseñaros diferentes formas de envolver los regalos para darles un toque más personalizado y que conjunten con el resto de la sala y el momento.


1, 2 y 3


Tres formas diferentes de decorar los regalos con la misma gama de colores. Como ya hemos dicho, son los colores típicamente navideños, pero han utilizado diferentes accesorios para darles un toque verdaderamente original, ¿no os parece? Nuestro favorito sin duda es el de los pompones de lana, ¡sencillo y divertido!
Fuente


En este caso, se utilizan también el verde y el rojo, pero como comprobaréis, de una forma totalmente diferente. Han escogido un papel básico y lo han personalizado con frases, tarjeta, accesorio y dibujos propios. El resultado es estupendo, ¡nos encanta el rosa!  
Fuente

Esta es otra opción de packaging totalmente distina. Han elegido un papel básico en color oscuro y lo han decorado con símbolos navideños. ¡Una opción para los más ingeniosos! Lo mejor de este estilo es que puedes personalizarlo como más te guste. Puedes añadir elementos o simplemente pintar sobre el papel. Ni siquiera tendría que ser blanco, puedes utilizar color oro o plata, también muy navideños.

EL ÁRBOL
Lo bueno de los árboles de navidad es que cada año puedes comprar nueva decoración. Sin embargo, lo malo es que al poco tiempo parece más un rastrillo que un árbol. Si lo que buscas es integrar los regalos debajo del árbol y que quede tan bonito como en las películas, entonces tendrás que controlar tus ansias consimistas-navideñas y prestar atención. ¡¡Hay un sinfín de formas de decorar un árbol!!
Fuente


En este caso, han utilizado el blanco como nexo de unión entre el árbol y los regalos. Además han escogido una gama de colores muy suave para dar armonía al conjunto. Tal vez la decoración del árbol resulta un poco excesiva, pero cumple un patrón que provoca una imagen navideña muy acogedora.
Fuente


Esta opción nos gusta por la gama sutil de colores que han utilizado. Blanco, plata y algo de beige y dorado. Además, tener las paredes de fondo blancas le da más realismo. Si os fijáis bien, el árbol también está bastante decorado, pero apenas se nota entre tanta nieve. En estos casos no necesitáis utiliar los mismos objetos de decoración por todo el árbol, tan sólo respetar la gama de colores. Utilizar tanto blanco no suele ser habitual, sobre todo en las casas con niños, pero queda muy bonito ¿no creéis?
Fuente


¡Y este es nuestro árbol estrella! A veces apetece romper los patrones y crear desde cero. Este árbol es un vivo ejemplo. El marco alrededor es fantástico, por dentro le habrán puesto una capa de corcho con un papel por encima, porque si se viese el corcho quitaría un poco el glamour. La decoración que forma el árbol a simple vista puede parecer caótica, pero jugando con los mismos adornos han conseguido una imagen nítida y espectacular. Además, el rojo y el verde los utilizan en el árbol, en los regalos y en la mesa, dándoles continuidad.

¡Y hasta aquí nuestro punto de vista de hoy! Recordad que con un poco de sutileza podéis añadir más elementos a la sala, en los muebles o en los sofás, y todo quedará mucho más completo. En España no acostumbramos a decorar en exceso por navidad, ¡pero eso no es más que un incentivo para sorprender a la familia!

Un saludo
Bárbara

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario!

Blogging tips
Blogging tips