lunes, 1 de febrero de 2016

¿Dónde está mi pan?

Abrimos nueva sección... ¡y qué ganas tenía! Esta nueva parte de nuestra web me encanta porque pienso que os puede ayudar aún más cuando tengáis un evento, bien como invitadas/os bien como anfitriones.

Durante este 2015 he empezado con la etapa de mi vida de las bodas. Ojo, no me malinterpretéis, ya he ido a alguna sin embargo eran familiares y yo muy pequeña. (De hecho llevaba más de 10 años sin acudir a ninguna)

Pero ya en el 2014, cuando empezaron a llegarnos las invitaciones al Chispas y a mí, no pude evitar sentirme muy emocionada. (y a la vez asustada).
Lo primero, porque las personas que se casan (sobre todo la primera que me lo comentó) son muy importantes en mi vida o lo han sido y me sentía muy honrada de que contasen con nosotros para ser testigos de algo tan bonito y un paso tan grande de su vida.
Lo segundo... ¿tengo que explicarlo? Todos sabemos que una boda, a no ser que te fugues, es un dispendio, tanto para los novios y sus familias, como para los invitados.

Finalmente, de las bodas que teníamos en este 2015, solo pudimos acudir a dos debido a problemas técnicos. No obstante en ambas cuando nos sentamos a la mesa, surgió la duda. Tengo hambre y no puedo esperar... ¿Cuál es mi pan?

Se que vosotros también os habréis topado con esta situación así que, ante la duda, vamos a aclararlo.

Teniendo en cuenta que, en este mundo, todo está hecho para los diestros, con el pan pasa lo mismo.
"Cojo el pan con la mano izquierda, lo parto con la mano derecha y me lo meto en la boca". Esa es mi canción para el momento Pan. :P
Fuente "El libro de las Bodas" de Esmeralda Blanco
Pero busquemos un método más científico para la explicación. Este es un esquema básico a la hora de poner una mesa completa. De esas que ves en el ¡HOLA! cuando hacen una recepción en el Palacio Real.

Como podéis ver, los platos están en el centro enmarcados por los cubiertos. El pan a la izquierda y las copas en frente.

¡Alto! Esta disposición, puede variar en ciertos aspectos. Es posible que por temas de espacio (sobre todo en mesas redondas) las copas las coloquen más a la derecha.
También la servilleta puede ir encima del plato junto con el nombre del invitado o bien el menú. Pero el pan... siempre a la izquierda. ¡Es inamovible!

Obviamente para nuestro día a día no vamos a necesitar tantos accesorios. Cambiamos los platos en el momento y reutilizamos los cubiertos, además de sacar solo las copas si se van a utilizar.
Pero, siempre y ante la duda, cantad la canción: "Cojo el pan con la mano izquierda, lo parto con la mano derecha y me lo meto en la boca".

Espero que esta nueva sección, os ayude mucho, ya me decís.

¿Vosotros habéis dudado de cual era vuestro pan en una BBB?

Un beso enorme
Marta

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario!

Blogging tips
Blogging tips