viernes, 1 de abril de 2016

Mi Cuñada es la Novia

¿Qué ocurre cuando...
  • No te gusta ir de compras?
  • Tienes una boda de la familia política?
  • Tienes un look diferente al de la novia?
  • Todo lo anterior?
Pues llamas al Equipo Happy para que te rescate :)

Ese fue el caso que tuve hace unos meses pero incluso teniendo en cuenta las dificultades anteriores, en una tarde se solventó esta situación.

Antes de que la Futura Cuñada se volviera loca o desfalleciera a mitad camino, le comenté que lo primero sería realizar una búsqueda vía online por las firmas más conocidas dentro del mundo nupcial y así reducir opciones.

Sin embargo, antes de lanzarse a la piscina, hay que tener en cuenta un par de cosas:
  1. Al igual que la novia, una invitada debe de ser una misma y no disfrazarse. En este caso, nuestra protagonista le encanta vestir de rojo e ir ajustada y sexy (tiene un tipazo)
  2. Ten en cuenta el tipo de boda. ¿Es por la mañana o por la tarde? ¿Civil o por la iglesia? ¿En verano o en invierno?
  3. Tú no eres la protagonista, ¡lo es la novia! (OJO: muy importante)
En este caso nos encontrábamos ante una boda, por la mañana en febrero y por la iglesia. Por lo que teníamos que aunar estas circunstancias con su gusto.

Como he dicho, después de una búsqueda inicial, encontró un vestido en Pronovias. Cuando nos presentamos allí, nos comentaron que aún no habían recibido toda la colección, con lo que tendríamos que esperarnos hasta enero pero la Futura Cuñada quería resolverlo cuanto antes así que comenzamos con la ruta por las tiendas.
Fuente

Rosa Clará, Aire, Franc Sarabia... Hasta que llegamos a nuestro destino Santiago Sánchez, firma nupcial y para invitadas.
En Valencia se encuentra en la esquina de la calle San Vicente con Gravador Selma y la tienda era toda para nosotras dos.

Nada más llegar seleccionamos una serie de vestidos, desde uno rojo pasión más acorde con sus gustos hasta uno en rosa empolvado más delicado.

Siempre he dicho que hay que empezar por aquello más acorde a ti. Así que comenzamos con el rojo, corto y ceñido con un toque de encaje. Le quedaba para quitar el hipo, sin embargo, ella misma vio que no era apropiado para el tipo de evento.
Fuente

Acto seguido pasamos al rosa empolvado ya que era muy similar al escogido de Pronovias. Corto, de tirantes, ligero escote por delante y por la espalda y falda amplia.
Al igual que el anterior le quedaba estupendo y, teniendo en cuenta las circunstancias lo dejamos como claro finalista.
Fuente

En tercer lugar encontramos el mismo modelo pero en rosa fucsia. Al ser un color más atrevido quería que se lo probase porque, juntábamos lo elegante de la forma del vestido con un color más acorde con sus gustos. El resultado fue... impresionante. Debido a que tiene un tono de piel siempre moreno y su melena oscura, le quedaba maravilloso.

El cuarto y último era el mismo vestido que el anterior pero con unas pequeñas modificaciones. El escote era de corazón con la espalda al aire y un encaje superpuesto convirtiéndolo en un vestido de cuello barco y manga francesa. Simplemente perfecta.
Fuente

¡OBJETIVO CONSEGUIDO!


¿Y ahora qué? Complementos.
Un bolero de pelo, guantes, unos salones a juego y, por supuesto, un tocado y se convertirá en una invitada de 10.

Efecto Wow conseguido y en la boda y las fotos causará sensación.

¿Y vosotros? ¿Habéis tenido alguna vez duda sobre qué poneros en una boda, bautizo o comunión? ¿Cómo habéis superado el bache?

Un beso enorme
Marta

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario!

Blogging tips
Blogging tips