lunes, 27 de febrero de 2017

La Papelería de la Boda de Amelia y Luis

Hola a todos,

Hace un año que Amelia y Luis  son unos novios que querían una boda 100% suya, una boda en la que sus invitados estuvieran reflejados y se sintieran parte de ella completamente.
No sé si conoceréis a Irene Bofill Ilustración. Resulta que Irene es una gran artista. Hace unas ilustraciones impresionantes, especialmente me gusta su colección de gatos, tengo varios de sus modelos en casa (os hablaré dentro de poco como proveedora de Eventos Happy). Pero, a esto hay que añadir que Irene es además la prima del novio.
Por ese motivo, Amelia y Luis no dudaron de contar con ella en lo relacionado con la papelería de su boda, empezando con la invitación. Si a esto añades que otros miembros de la familia tienen una imprenta, ¡la mayor parte del trabajo está hecho!
Ahora bien, ¿Cuál iba a ser el diseño?
Hace ya algunos años, Luis le regaló a Amelia un cuadro basándose en una foto que ambos aprecian enormemente. En ella, salen de espaldas a la cámara sentados en un banco. Como era algo que significaba mucho para ellos, decidieron utilizar esa imagen como invitación de su boda. Irene le hizo una serie de modificaciones (a Amelia le puso un vestido de novia y a Luis un traje negro) y ¡voilà! Imagen preparada.
Como color principal de la boda, eligieron el azul por otra historia muy tierna entre ellos, ¡de hecho pidieron a sus invitados que llevaran algo azul! Así que el fondo de la invitación era de un azul mar precioso, y ese mismo color fue el de las letras de la invitación y resto de papelería de la boda.

Los Conos del arroz siguen también esta tendencia. Se imprimieron un total de 200 unidades todas ellas en el mismo papel que los sobres de la invitación. 100 de ellos eran en blanco con el dibujo y los datos de la boda en el tono azul y los otros 100 a la inversa: fondo azul con los detalles y la información en blanco.

 
 
Respecto al Seating Plan… ¡es el más original que he visto hasta ahora! En cuanto llegabas al lugar de la celebración, te daban una tarjeta con una pregunta. Esa pregunta era algo en concreto sobre los novios con las personas que había en cada mesa (al menos uno de la mesa sabía la respuesta) Sin embargo, si no venía la inspiración, había un mapa de la ubicación de las mesas cuyo nombre era la respuesta a la pregunta. Interesante, ¿verdad?
Entre las preguntas de los novios estaban:
  • ¿Qué número de lotería comparten desde que empezaron a salir?
  • ¿Cuál es la piedra preciosa de la que está hecho el anillo de pedida?
  • ¿Qué idioma extranjero estudiaron juntos y fortaleció su amistad?
Tanto las tarjetas con la pregunta como el mapa de las mesas estaban confeccionados con el mismo papel y color que las invitaciones.
 
Que decir que los carteles en cada mesa eran en el azul de la boda, con el nombre de la mesa y la explicación o historia en concreto. Tanto del número de lotería, como de la clase de lengua extranjera, etc.
 
Y por último, los detalles de los invitados. Aquí no podía faltar tampoco la imagen corporativa. A los hombres se les regaló una caja de bombones cuyos beneficios iban a parar a Save the Children (ya que la novia es profe (entre otras cosas) de nenes pequeñuelos). A las mujeres se les dio un broche (había varias clases) que habían sido realizados por niños con un pequeño retraso (el novio es psiquiatra)
 
La verdad es que consiguieron que su presencia y forma de ser estuviera reflejada en todos los aspectos de la boda y el resultado fue precioso. ¿No os parece?
Un beso enorme
Marta

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario!

Blogging tips
Blogging tips